La sección de comentarios en las entradas ha sido cerrada. Al considerar que las consultas realizadas en dicha sección son de difícil seguimiento por los usuarios se ha habilitado un Foro sobre comunidades de propietarios en el nuevo portal Comunidad Horizontal donde pueden plantearse consultas o ayudar a otros usuarios. Disculpad las molestias.

martes, 20 de abril de 2010

Requiere la autorización de la Comunidad modificar la zona de retranqueo, aunque sea de uso exclusivo

[Jurisprudencia elementos comunes de uso privativo - Cerramientos]

Establece el art. 7.1 LPH que el propietario de cada piso o local, en el resto del inmueble, "no podrá realizar alteración alguna y si advirtiere la necesidad de reparaciones urgentes deberá comunicarlo sin dilación al Administrador". Así, los propietarios no pueden modificar los elementos comunes sin autorización unánime de la Comunidad de Propietarios, aún teniendo el uso exclusivo o privativo del que pretenden modificar.

Sentencia AP Alicante, 19-11-2009
Extracto

Examinado el título constitutivo se constata que la zona de retranqueo es un elemento común, aunque el uso y disfrute viene atribuido a los propietarios de los locales, como así viene recogido en el artículo D) y J) de los Estatutos. Ahora bien ese uso exclusivo por parte de los propietarios de los locales no les autoriza a realizar un cerramiento fijo, sin autorización de la Comunidad. En efecto la norma no ampara la obra llevada a cabo por el demandado que, como se detalla en el informe pericial aportado en autos y se aprecia en las fotografías unidas al mismo, consiste en unos cierres laterales de chapa galvanizada y muro de bloque, con cubierta también de chapa galvanizada, con estructura a base de 8 cerchas, y en la colocación de ventiladores e instalación eléctrica, que excede con mucho de lo autorizado. En ese aprovechamiento exclusivo que le otorga el título constitutivo no encaja la construcción de otro local con alteración de elementos comunes, entre otros la salida de gases según reconoce en juicio el demandado, que es lo que en definitiva ha llevado a cabo el demandado, sin autorización alguna de la Comunidad como es preceptivo.

Entradas relacionadas