La sección de comentarios en las entradas ha sido cerrada. Al considerar que las consultas realizadas en dicha sección son de difícil seguimiento por los usuarios se ha habilitado un Foro sobre comunidades de propietarios en el nuevo portal Comunidad Horizontal donde pueden plantearse consultas o ayudar a otros usuarios. Disculpad las molestias.

miércoles, 7 de abril de 2010

Salvar el voto en la Junta de Propietarios de la Comunidad (SAP Madrid 02-12-2009)

[Jurisprudencia Comunidades de Propietarios - Junta - Votaciones]


Ya se vio en una entrada anterior (Significado de "salvar el voto". Dos interpretaciones doctrinales) que la expresión "hubiesen salvado su voto en la Junta" que establece el artículo 18.2 de la Ley de Propiedad Horizontal (LPH) como requisito (de los propietarios asistentes a la Junta) para poder impugnar los acuerdos adoptados por la Comunidad, tiene dividida a la doctrina sobre el significado de "salvar el voto". Pues bien, en este sentido, la Audiencia Provincial de Madrid considera que el simple hecho de votar en contra (reflejado en acta) conlleva salvar el voto.

Sentencia AP Madrid, 02-12-2009
Extracto


La Comunidad apelante, sostiene que XXX SL, si bien votó en contra del acuerdo que impugna, no anunció su intención de impugnarlo, limitándose a manifestar que "la redacción inicial del Acta se ajustaba más a la realidad que la nueva propuesta", por lo cual no se puede entender que salvó el voto.

Esta sección 12ª de la AP Madrid, ya se ha pronunciado sobre esta cuestión en sentencia de fecha 30-5-2007 , entendiendo que el artículo 18.2 de la Ley de Propiedad Horizontal , exige que el propietario haya salvado su voto en la Junta que pretenda impugnar, y tal exigencia debe ser interpretada, teniendo en cuenta que el mencionado precepto restringe el acceso de los propietarios a los tribunales al fijar los requisitos precisos para ello, con lo cual nos encontramos con una norma restrictiva (por lo demás de la tutela judicial efectiva que recoge el artículo 24 de la Constitución Española). Y que como tal norma restrictiva ha de ser interpretada en sentido estricto, tal y como resulta del artículo 4.2 del Código Civil, y desde tal perspectiva, el considerar que el hecho de salvar el voto, tal y como exige el artículo 18 examinado, implique no sólo votar en contra, sino además hacer indicación en el momento de la votación que se desea impugnar judicialmente la junta, supone exigir al propietario, y al objeto de que pueda acceder a la vía judicial, el cumplimiento de unas cargas u obligaciones que si bien pudieran quedar implícitas en el texto legal, sin embargo no se desprenden expresa y claramente del mismo. Y ello por que la exigencia de haber "salvado su voto en la junta" tanto puede entenderse cumplida haciendo indicación expresa del deseo de impugnar judicialmente la junta, como por el simple hecho de votar en contra. De lo contrario, los comuneros ausentes por su propia voluntad estarían legitimados, sin necesidad de ningún otro condicionante que el hecho de no haber asistido a la junta, con lo cual se llegaría a la conclusión, que esta Sala no comparte, de que el comunero que tan siquiera ha acudido a la Junta puede impugnarla por el hecho de no haber acudido, mientras que al comunero presente y disidente se le exigiría, no sólo votar en contra, sino además hacer específica indicación de su deseo de acudir a los Tribunales al objeto de impugnar la junta.

Entradas relacionadas [Mostrar/Ocultar]