La sección de comentarios en las entradas ha sido cerrada. Al considerar que las consultas realizadas en dicha sección son de difícil seguimiento por los usuarios se ha habilitado un Foro sobre comunidades de propietarios en el nuevo portal Comunidad Horizontal donde pueden plantearse consultas o ayudar a otros usuarios. Disculpad las molestias.

miércoles, 19 de mayo de 2010

Pérgola en terraza privativa: si modifica la fachada, requiere unanimidad de la Comunidad y ha de ser demolida

[Jurisprudencia elementos comunes - Fachadas - Terrazas]

Se dice en el artículo 12 de la Ley de Propiedad Horizontal , que: "cualquier alteración de las cosas comunes afectan al título constitutivo y deben someterse al régimen establecido para las modificaciones del mismo...". Y, el régimen para la modificación del título constitutivo, se establece en el párrafo primero de la norma 1ª del artículo 17 de la Ley de Propiedad Horizontal, referido a la mayoría requerida para la adopción de acuerdos de la Junta de Propietarios, al indicar que: "La unanimidad sólo será exigible para la validez de los acuerdos que impliquen la modificación de las reglas contenidas en el título constitutivo de la propiedad horizontal...". En consecuencia cada uno de los copropietarios de los elementos comunes del edificio tiene proscrito realizar en ellos una obra modificativa salvo que cuente con un acuerdo de la junta de propietarios favorable a la ejecución de la obra adoptado por unanimidad.

Sentencia AP Madrid, 16-02-2010
Extracto

La fachada del edificio es un elemento común y como tal aparece recogido en el artículo 396 del Código Civil, en su redacción proveniente de la disposición adicional de la Ley 8/1999, de 6 de abril .

Los demandados al construir una pérgola cerraron por arriba o techaron su terraza privativa que antes estaba abierta y sin techar, con lo cual realizaron una obra que afecta a la fachada del edificio y que es un elemento común, haciéndolo sin contar con un acuerdo favorable de la Junta de Propietarios adoptado por unanimidad.

En consecuencia, la pérgola tiene que ser demolida para que la fachada vuelva a su estado primitivo, es decir, sin techar la terraza a nivel privativa de los demandados.

Para lo dicho resulta intrascendente el que la pérgola se construya en una planta baja siendo muy elevados los muros y setos que delimitan el bloque de viviendas en que se encuentra la vivienda de los demandados (en total 1,90 metros), así como que pase prácticamente desapercibida desde los caminos interiores de la urbanización. Tampoco se trata de hacer un juicio de valor respecto a si la obra rompe o no la armonía del conjunto, sino de que todos y cada uno de los propietarios deben de abstenerse de modificar la fachada del edificio sin contar con el acuerdo de la Junta de Propietarios adoptado por unanimidad.

Entradas relacionadas [Mostrar/Ocultar]