La sección de comentarios en las entradas ha sido cerrada. Al considerar que las consultas realizadas en dicha sección son de difícil seguimiento por los usuarios se ha habilitado un Foro sobre comunidades de propietarios en el nuevo portal Comunidad Horizontal donde pueden plantearse consultas o ayudar a otros usuarios. Disculpad las molestias.

miércoles, 13 de abril de 2011

Instalación de ascensores en comunidades: el consentimiento expreso del afectado no es ineludible

[Jurisprudencia Propiedad Horizontal - Ascensores - Servidumbres]


Dispone la norma 1ª del artículo 17 de la Ley de Propiedad Horizontal (LPH) que el establecimiento o supresión de los servicios de ascensor u otros servicios comunes de interés general en comunidades de propietarios, incluso cuando supongan la modificación del título constitutivo o de los estatutos, requerirá el voto favorable de las tres quintas partes del total de los propietarios que, a su vez, representen las tres quintas partes de las cuotas de participación. No obstante, la misma norma recoge que sin perjuicio de lo dispuesto en los artículos 10 y 11 LPH, la realización de obras o el establecimiento de nuevos servicios comunes que tengan por finalidad la supresión de barreras arquitectónicas que dificulten el acceso o movilidad de personas con minusvalía, incluso cuando impliquen la modificación del título constitutivo, o de los estatutos, requerirá el voto favorable de la mayoría de los propietarios que, a su vez, representen la mayoría de las cuotas de participación (La instalación de ascensor solo requiere mayoría simple al haber minusválidos, STS 13-09-2010).

Por su parte, el artículo 11.4 LPH establece que "las innovaciones que hagan inservible alguna parte del edificio para el uso y disfrute de un propietario requerirán, en todo caso, el consentimiento expreso de éste".

Respecto a esta última disposición, el Tribunal Supremo entiende que, en los casos de instalación de ascensor en una comunidad de propietarios, viéndose afectado un espacio privativo, no es ineludible el consentimiento expreso del propietario salvo que la privación del derecho de propiedad se lleve al extremo de suponer una pérdida de habitabilidad y funcionalidad del espacio privativo.

Sentencia del Tribunal Supremo, 24-03-2011
Extracto


"Pero es que además, resulta que esta Sala (SSTS de 15 y 22 de diciembre de 2010, entre otras), al examinar supuestos en los que la instalación de un ascensor supone que un espacio privativo va a verse afectado, no exige ineludiblemente, como parece defender la recurrente, el consentimiento del propietario afectado. La instalación de un ascensor en una comunidad de vecinos que carece de este servicio, considerado como de interés general, permite la constitución de una servidumbre para tal fin, incluso cuando suponga la ocupación de parte de un espacio privativo, siempre que concurran las mayorías exigidas legalmente para la adopción de tal acuerdo. La ocupación de un espacio privativo, en el que difícilmente concurrirá el consentimiento del vecino afectado, que por tanto no se constituye en presupuesto ineludible en casos como el que se examina, encuentra su límite en el supuesto de que la privación del derecho de propiedad se lleve al extremo de suponer una pérdida de habitabilidad y funcionalidad del espacio privativo, circunstancias que no se han probado en el presente caso".

Entradas relacionadas [Mostrar/Ocultar]