La sección de comentarios en las entradas ha sido cerrada. Al considerar que las consultas realizadas en dicha sección son de difícil seguimiento por los usuarios se ha habilitado un Foro sobre comunidades de propietarios en el nuevo portal Comunidad Horizontal donde pueden plantearse consultas o ayudar a otros usuarios. Disculpad las molestias.

sábado, 8 de octubre de 2011

Acuerdos de comunidades de propietarios contrarios a la Ley de Propiedad Horizontal

[Jurisprudencia Propiedad Horizontal - Acuerdos - Impugnación]


Ya se había visto en otras entradas del blog que los acuerdos de la comunidad de propietarios contrarios a normas administrativas imperativas son nulos de pleno derecho mientras que, por el contrario, cuando los acuerdos de la comunidad de propietarios solo son contrarios a la Ley de Propiedad Horizontal o a los Estatutos de la comunidad se trata de acuerdos meramente anulables y no radicalmente nulos, por lo que estos acuerdos serán válidos y ejecutivos en ausencia de impugnación ("Distinción entre acuerdos nulos y anulables", "Nulidad radical y anulabilidad en materia de propiedad horizontal"). El Tribunal Supremo vuelve a pronunciarse en este sentido y declara como doctrina jurisprudencial que "los acuerdos adoptados en junta de propietarios que no sean radicalmente nulos y no hayan sido impugnados son válidos y ejecutables".

Sentencia del Tribunal Supremo, 18-07-2011
Extracto


"TERCERO.- Fuerza ejecutiva de los acuerdos adoptados en Junta de Propietarios no impugnados.

A) En materia de validez y plena eficacia de los acuerdos adoptados en Junta de Propietarios la jurisprudencia declara que: 'los acuerdos que entrañen infracción de preceptos de la Ley de Propiedad Horizontal o de los Estatutos de la Comunidad de que se trate, al no ser radicalmente nulos, son susceptibles de sanación por el transcurso del plazo de caducidad que establece la regla cuarta del artículo 16 [actual 18] de la Ley de Propiedad Horizontal. Por tanto, aquellos acuerdos no impugnados por los propietarios, gozan de plena validez y eficacia, y afectan y obligan a aquellos (las SSTS de fechas 19 de noviembre de 1996, 28 de febrero de 2005, 19 de octubre de 2005, 30 de diciembre de 2005 y 7 de junio de 2006)'.

De esta doctrina se desprende que los acuerdos adoptados en junta de propietarios que no sean radicalmente nulos y no hayan sido impugnados son válidos y ejecutables.

(...)

Se fija como doctrina jurisprudencial que los acuerdos adoptados en junta de propietarios que no sean radicalmente nulos y no hayan sido impugnados son válidos y ejecutables".

Entradas relacionadas [Mostrar/Ocultar]