La sección de comentarios en las entradas ha sido cerrada. Al considerar que las consultas realizadas en dicha sección son de difícil seguimiento por los usuarios se ha habilitado un Foro sobre comunidades de propietarios en el nuevo portal Comunidad Horizontal donde pueden plantearse consultas o ayudar a otros usuarios. Disculpad las molestias.

viernes, 7 de octubre de 2011

El turno de ruegos y preguntas no pertenece al acta de la junta y debería suprimirse

El turno de ruegos y preguntas como punto del orden del día no es obligatorio y sí, en muchas ocasiones, una fuente de problemas. Al contrario que el famoso y sin sentido punto "Lectura y aprobación, si procede, del acta anterior", el de ruegos y preguntas se resiste más a desaparecer.

Ya se ha visto en otras entradas que los acuerdos aprobados en ruegos y preguntas son nulos y, en cuanto a la problemática de lo que debe reflejar el acta, entre otras, que las actas no pueden ni deben recoger los comentarios de los propietarios en Junta que no es necesaria la firma de las actas por los propietarios o que en las actas no es necesario reflejar el sentido del voto si se deduce con facilidad.

Vicente Magro Servet, Presidente de la Audiencia Provincial de Alicante, en un extenso artículo publicado en www.elderecho.com, fundamenta lo que en síntesis dice el título de esta entrada y finaliza dicho artículo con lo siguiente:

"(...) lo procedente sería empezar por excluir el turno de ruegos y preguntas en la celebración de las juntas de propietarios para ir acabando con una costumbre no avalada por la LPH y que, como hemos señalado, solo sirve para prolongar innecesariamente las juntas de propietarios, obligando a que permanezca el profesional administrador de fincas en la sede del lugar donde se celebró la junta sin que tenga sentido profesional y legal su presencia. Ello es así, porque no podría hacer constar en el acta lo que allí se comentara, ni aunque los comuneros se lo solicitaran, ya que no tiene ningún efecto ni consecuencia jurídica lo que allí se haga constar. Hasta la fecha se ha seguido haciendo como una especie de concesión a los comuneros, pero resulta que al haberse convertido en una costumbre los comuneros aprovechan este momento para plantear temas no previstos, exigen, además, que consten sus comentarios en el acta, en algún caso se solicita, de forma ilegal, que se traten temas y que se adopten acuerdos, bajo el arma de la ignorancia o el atrevimiento de la mayoría. Por ello, ni aun con el respaldo de una mayoría, por muy cualificada que esta sea, no es viable tratar estos temas en este ficticio momento que proponemos comience a ser desterrado de las juntas, o bien que se circunscriba a un debate interno con exclusión de la necesidad de que los administradores de fincas deban permanecer en algo que puede permanecer en la esfera interna o privada de la comunidad".

Entradas relacionadas [Mostrar/Ocultar]