La sección de comentarios en las entradas ha sido cerrada. Al considerar que las consultas realizadas en dicha sección son de difícil seguimiento por los usuarios se ha habilitado un Foro sobre comunidades de propietarios en el nuevo portal Comunidad Horizontal donde pueden plantearse consultas o ayudar a otros usuarios. Disculpad las molestias.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

La renovación del ascensor para bajarlo a cota cero es supresión de barreras arquitectónicas

[Jurisprudencia comunidades de propietarios - Ascensores - Accesibilidad]


Establece la norma 1ª del artículo 17.1 de la Ley de Propiedad Horizontal (LPH) que la realización de obras o el establecimiento de nuevos servicios comunes que tengan por finalidad la supresión de barreras arquitectónicas que dificulten el acceso o movilidad de personas con minusvalía, incluso cuando impliquen la modificación del título constitutivo, o de los estatutos, requerirá el voto favorable de la mayoría de los propietarios que, a su vez, representen la mayoría de las cuotas de participación así como que los acuerdos válidamente adoptados con arreglo a esta norma obligan a todos los propietarios. Por tanto, el acuerdo de renovación del ascensor para bajarlo a cota cero considerado como supresión de barreras arquitectónicas obliga a contribuir a todos los propietarios salvo que exista exoneración titular, estatutaria o de la comunidad por unanimidad de los gastos.

Sentencia Audiencia Provincial Burgos, 13-04-2011
Extracto


"Por tanto, la causa de renovar el ascensor fue la eliminación de barreras arquitectónicas, lo cual estaría amparado en el art. 10 LPH en relación con el art. 17 LPH, pues la eliminación de barreras arquitectónicas no es una obra de mera utilidad o comodidad del art. 11 LPH, sino que es una obra que afecta directamente y es requerida para la adecuada habitabilidad y accesibilidad del inmueble.

SEGUNDO: Se sostiene por la parte apelante que a pesar del tenor literal del acuerdo "la realidad es que la comunidad nunca ha tenido intención de repercutir los gastos a los locales comerciales".

En orden a desestimar este motivo de impugnación, procede significar que el objeto de este procedimiento no es juzgar o valorar intenciones de las partes sino verificar la adecuación de los acuerdos comunitarios a la ley y a los Estatutos. Pues bien, en nuestro caso, no consta acuerdo alguno donde se indique que del pago del ascensor quedan liberados los locales de negocio, ni la "confianza", a que se refiere la parte apelante (...).

Debe de considerarse intranscendente a los efectos de la pretendida aplicación del art. 7-2 de los Estatutos el hecho de que solo fueron los propietarios de las viviendas quienes inicialmente compraron los 0,62 m2 del local de XXX S.L. en contrato de 2-XII-2008 (f. 77), pues, en primer lugar, en ese contrato en ningún momento se dice que se exonera al vendedor de esa porción de local del pago de futuros gastos comunitarios, ni del pago de la instalación del ascensor derivando de la bajada a cota-cero del ascensor para garantizar la adecuada accesibilidad y habitabilidad del inmueble y, en segundo lugar, con claridad se dice que lo comprado se adquiere en beneficio de la comunidad ("beneficio de la finca"), para en su día realizar la bajada a cota-cero del ascensor, con lo que se determina la finalidad de la compra en beneficio de todos los comuneros y en beneficio de la habitabilidad del inmueble en su conjunto".

Entradas relacionadas [Mostrar/Ocultar]