La sección de comentarios en las entradas ha sido cerrada. Al considerar que las consultas realizadas en dicha sección son de difícil seguimiento por los usuarios se ha habilitado un Foro sobre comunidades de propietarios en el nuevo portal Comunidad Horizontal donde pueden plantearse consultas o ayudar a otros usuarios. Disculpad las molestias.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

La unanimidad para obras en elementos comunes no está condicionada

[Jurisprudencia comunidades de propietarios - Obras - Doctrina jurisprudencial]


Establece el artículo 7.1 de la Ley de Propiedad Horizontal (LPH) que el propietario de un piso o local no podrá realizar alteración alguna en los elementos comunes de la finca y el artículo 12 LPH que cualquier alteración de las cosas comunes afecta al título constitutivo y debe someterse al régimen establecido para las modificaciones del mismo, es decir, el dispuesto en la norma 1ª del artículo 17 LPH que impone el consentimiento unánime de la comunidad de propietarios.

Esta exigencia de unanimidad, declara el Tribunal Supremo, no se encuentra condicionada a la existencia o no de perjuicio para los propietarios o afecten o no a la estructura, seguridad o configuración exterior del edificio comunitario. También recuerda que el listado de elementos comunes del artículo 396 del Código Civil es indicativo y abierto.

Sentencia del Tribunal Supremo, 17-11-2011
Extracto


"La Ley de Propiedad Horizontal establece la prohibición de llevar a cabo cualquier obra que suponga la alteración o modificación de elementos comunes, es decir, todos los que no son privativos, para cuya determinación sirve de orientación el artículo 396 del Código Civil, a los que cabe añadir otros que puedan existir, aun no citados en dicho precepto, dentro de las características de cada Comunidad.

De conformidad con la literalidad de la LPH así como del CC, la doctrina jurisprudencial distingue entre las obras ejecutadas por los propietarios bien en sus elementos privativos bien sobre elementos comunes. En el primero de los casos, el propietario podrá modificar los elementos arquitectónicos, instalaciones o servicios de su piso o local si no menoscaba o altera la seguridad del edificio, su estructura general, configuración o estado exterior o perjudica los derechos de otros propietarios. En el supuesto que las obras realizadas afecten o alteren los elementos comunes se precisará para la legalidad de las obras la autorización unánime de la comunidad sin que la permisividad de tales obras se encuentre condicionada a la existencia o no de perjuicio para los restantes propietarios o intereses comunitarios o la alteración de la seguridad del edificio, su estructura general, configuración o estado exterior (STS de 6 de noviembre de 1995 [RC 1243/1992]).

(...) Reiteramos como doctrina jurisprudencial que la ejecución de obras en elementos comunes (...) requieren del consentimiento unánime de la comunidad sin que la permisividad de tales obras se encuentre condicionada a la existencia o no de perjuicio para los propietarios o afecten o no a la estructura, seguridad o configuración exterior del edificio comunitario".

Entradas relacionadas [Mostrar/Ocultar]