La sección de comentarios en las entradas ha sido cerrada. Al considerar que las consultas realizadas en dicha sección son de difícil seguimiento por los usuarios se ha habilitado un Foro sobre comunidades de propietarios en el nuevo portal Comunidad Horizontal donde pueden plantearse consultas o ayudar a otros usuarios. Disculpad las molestias.

lunes, 9 de enero de 2012

Cambiar el color de la fachada de la comunidad de propietarios solo requiere mayoría

[Jurisprudencia Comunidades de Propietarios - Fachadas]


En este caso, la Audiencia Provincial de Pontevedra entiende que el acuerdo del cambio de color de la fachada del edificio no requiere unanimidad sino mayoría ordinaria pues aunque el color modifica estéticamente la fachada no constituye una alteración sustancial de la misma.

Sentencia Audiencia Provincial de Pontevedra, 18-04-2011
Extracto


"Es cierto que el acuerdo comunitario no determina expresamente el color de la fachada, pues sólo se contempla un genérico arreglo con pintura y decoración, si bien en el acta también se añade un incremento de 300 euros por una pintura de mayor calidad (f.12). Y también es cierta la renovación estética de la fachada, plásticamente apreciable en las fotografías, pero no por el cambio de color, sino porque en su estado anterior se mantenía el grisáceo de la piedra y el cemento mientras que ahora los paramentos se han revestido con un color vivo. Atendidos los hechos probados, tanto la literalidad del acuerdo como las manifestaciones de los intervinientes, y en particular el testimonio del contratista ejecutor de la pintura, la voluntad mayoritaria no era mantener el tono grisáceo de la fachada como pretende el apelante sino decorar con un color que quedaba pendiente de determinar. El testimonio del contratista demuestra que los propietarios, incluido el apelante, participaron libremente en la elección del color, y este método no puede calificarse despectivamente de "patio de comadres" cuando se ha justificado su coincidencia con una voluntad mayoritaria sólo excepcionada por la discrepancia del apelante. Para la elección del color no es exigible la unanimidad que pretende el apelante, sino que al igual que para el resto de los acuerdos es suficiente la mayoría conforme a los arts. 10 y 17 LPH teniendo en cuenta que ya no se discute que las ejecutadas eran unas obras necesarias para el adecuado sostenimiento y conservación del inmueble, por razón de su deterioro constatado por informe pericial. Aunque el color modifica estéticamente la fachada no constituye una alteración sustancial de la misma, como sucede en el supuesto expuesto por el recurso de la sustitución de una chimenea por otra de distinto material y superiores dimensiones. Por lo que basta la referida mayoría para elegir el color, con independencia de su gusto y de las restricciones de la normativa de Patrimonio, que caso de existir no han sido acreditadas".

Entradas relacionadas [Mostrar/Ocultar]