La sección de comentarios en las entradas ha sido cerrada. Al considerar que las consultas realizadas en dicha sección son de difícil seguimiento por los usuarios se ha habilitado un Foro sobre comunidades de propietarios en el nuevo portal Comunidad Horizontal donde pueden plantearse consultas o ayudar a otros usuarios. Disculpad las molestias.

viernes, 13 de enero de 2012

Condena a retirar las rejas de la ventana que provocan inseguridad a otros vecinos

[Jurisprudencia Comunidades de Propietarios - Obras]


Establece el artículo 7.1 de la Ley de Propiedad Horizontal (LPH) que "el propietario de cada piso o local podrá modificar los elementos arquitectónicos, instalaciones o servicios de aquél cuando no menoscabe o altere la seguridad del edificio, su estructura general, su configuración o estado exteriores, o perjudique los derechos de otro propietario".

Sentencia Audiencia Provincial de Granada, 11-02-2011
Extracto


"En segundo lugar, también se combate la sentencia al entender que no esta acreditado que las citadas rejas provoquen inseguridad en otros propietarios del edificio, argumentación contraria a lo acreditado y con la que se trata de eludir la fundamentación jurídica de la sentencia de instancia, con cita de los artículos 7 y 11 de la Ley de Propiedad Horizontal de 21 de Julio de 1.960.

El articulo 7 de la citada ley especial autoriza a los propietarios de los pisos o locales la modificación de los elementos arquitectónicos, instalaciones o servicios del piso o local, cuando entre otros supuestos, "no menoscabe o altere la seguridad del edificio", precepto que no ha sido vulnerado por la sentencia de instancia, pues lo que este precepto permite es la "modificación" no el establecimiento ex novo de tales elementos, como son las rejas instaladas por el recurrente, según está acreditado por la prueba. Las nuevas instalaciones, servicios o mejoras se someten a lo dispuesto en el art. 11 de la LPH, de modo que el propietario podrá exigirlas de la Comunidad siempre y cuando tengan una finalidad de "conservación, habitabilidad, seguridad o accesibilidad del inmueble según su naturaleza y características", lo que implica que el propietario no puede hacerlas por si mismo sino solicitar el pronunciamiento de la Junta, y, en su caso, impugnar tal acuerdo si fuere contrario a sus intereses, conforme a lo dispuesto en el art. 18 de la LPH.

En el caso de autos, no solamente se obvió pedir autorización a la Junta para colocar las rejas litigiosas, sino que el recurrente hizo caso omiso a la petición de la Comunidad, conforme al acuerdo tomado expresamente, de que desmontara las citadas rejas, acuerdo que tampoco impugnó, por lo que la sentencia esta fundamentada en derecho, cuanto mas si se advierte, según las pruebas practicadas, que aunque las citadas rejas entiende el recurrente que pueden proporcionarle cierta seguridad, también lo es que, por su forma y características, producen inseguridad al resto de los propietarios al permitir mas fácil acceso a los pisos superiores".

Entradas relacionadas [Mostrar/Ocultar]