La sección de comentarios en las entradas ha sido cerrada. Al considerar que las consultas realizadas en dicha sección son de difícil seguimiento por los usuarios se ha habilitado un Foro sobre comunidades de propietarios en el nuevo portal Comunidad Horizontal donde pueden plantearse consultas o ayudar a otros usuarios. Disculpad las molestias.

jueves, 12 de enero de 2012

Un propietario puede demandar a otro por actos contrarios a la Ley de Propiedad Horizontal

[Jurisprudencia Comunidades de Propietarios - Obras - Terrazas]


En este caso, un propietario demanda a sus vecinos solicitando que se declaren ilegales las obras realizadas por los mismos en la terraza comunitaria de uso privativo aneja al piso de su propiedad, por no contar con la preceptiva autorización de la Comunidad de Propietarios y, en consecuencia, se condenara a los demandados a demoler a su costa las obras realizadas y a su traslado a vertedero, restituyendo la terraza a su estado primitivo recogiendo el canal de recogida de aguas con el diámetro original y a retirar el aparato de aire acondicionado que han adosado a un shunt de aireación del tejado del edificio, con cierre del orificio practicado en el mismo y siendo también a su cargo las reparaciones de los desperfectos ocasionados en dicho elementos comunes y las que se ocasionen con motivo de la restitución.

A la llegada del caso al Tribunal Supremo, los antecedentes eran los siguientes:

  • El Juzgado de Primera Instancia desestimó la demanda mediante la cual se solicitaba que se declarase la ilegalidad de unas obras llevadas a cabo por otro comunero en un edificio sometido al régimen de propiedad horizontal, por haberse realizado en una terraza común de uso privativo, sin el consentimiento unánime de la comunidad de propietarios.
  • Consideró, en síntesis, que el actor carecía de legitimación para ejercitar la acción.
  • La Audiencia Provincial, pese a estimar en parte el recurso de apelación, confirmó, en esencia, el fallo de la sentencia recurrida.
  • Consideró, en síntesis, que el actor estaba legitimado para ejercitar la acción y que las obras descritas en la demanda, al afectar a elementos comunes, necesitaban para su validez el consentimiento unánime de la comunidad de propietarios que no se había obtenido, ni tan siquiera de modo tácito. Sin embargo, valoró que la conducta del actor exteriorizada en la interposición de la demanda origen del pleito, suponía la expresión de un trato desigual y discriminatorio, contrario a la buena fe y abusiva de derecho, al haber dirigido su acción exclusivamente contra la parte demandada, cuando constaba que existía una construcción en otro de los áticos del edificio realizada por otro copropietario, después de la ejecutada por la parte demandada, y antes de la interposición de la demanda, contra el que ninguna medida había adoptado el actor.


Sentencia del Tribunal Supremo, 24-10-2011
Extracto


"La Audiencia Provincial ha valorado la conducta del recurrente como reveladora de mala fe y abusiva de derecho al no haber ejercitado acción contra otro copropietario que ha ejecutado un cerramiento en su vivienda similar al realizado por la parte ahora recurrida. Esta circunstancia, considera la sentencia recurrida, impide que el recurrente pueda sostener que la acción origen de este pleito tienda a obtener un beneficio para la comunidad en cuyo nombre actúa. Sin embargo el recurrente ha hecho uso de un derecho que le otorga la LPH, en beneficio, no solo propio, sino de la comunidad de propietarios, que, como expone la sentencia recurrida, no ha autorizado ni expresa ni tácitamente las obras realizadas por el demandado, que han supuesto la afectación de elementos comunes.

(...) La apreciación de mala fe o abuso de derecho no puede fundarse en que el actor no hiciera uso de la posibilidad de formalizar su demanda también contra otro copropietario por la realización de hechos similares a los que describe en su demanda, pues su decisión de dirigir su acción contra un copropietario por la realización de actos no amparados por la ley, no supone una anormalidad en el ejercicio de la acción que puede ejercitar conforme a lo dispuesto en la LPH. No se ha acreditado para la Audiencia Provincial que el fin perseguido con la demanda fuera el de perjudicar a otro copropietario, sino que el ahora recurrente buscaba un fin amparado por la norma tendente a evitar que los elementos comunes de un edificio sometido al régimen de propiedad horizontal puedan verse alterados por la simple voluntad de un copropietario".

Entradas relacionadas [Mostrar/Ocultar]