La sección de comentarios en las entradas ha sido cerrada. Al considerar que las consultas realizadas en dicha sección son de difícil seguimiento por los usuarios se ha habilitado un Foro sobre comunidades de propietarios en el nuevo portal Comunidad Horizontal donde pueden plantearse consultas o ayudar a otros usuarios. Disculpad las molestias.

viernes, 4 de mayo de 2012

Los Estatutos no pueden imponer las costas judiciales a los morosos

[Jurisprudencia Comunidades de Propietarios - Estatutos - Morosos]


Sentencia del Tribunal Supremo, 26-03-2012
Extracto


El motivo primero del recurso se funda en infracción de los arts. 5, párrafos tercero y cuarto, y 6 de la Ley de Propiedad Horizontal (en adelante LPH), y el segundo en infracción del art. 17, regla 1ª, párrafos primero y último, de la misma ley en relación con el art. 1255 CC. Ambos motivos impugnan la sentencia de apelación por no haber impuesto las costas a los demandados pese a que el art. 21 de los estatutos de la comunidad demandante y el art. 24 de su reglamento de régimen interior, en la redacción que se aprobó por unanimidad en la junta general de propietarios celebrada el 28 de julio de 1998, ponían a cargo de los comuneros morosos todos los gastos y costas causadas por la reclamación judicial contra ellos "aunque la resolución que se dicte y gane firmeza no haga expreso pronunciamiento sobre dichos gastos y costas".

Según el desarrollo argumental del motivo primero, dichos acuerdos estatutarios son "plenamente acordes con la legalidad vigente y no conculcan ninguna norma ni objetiva ni sustantiva", de modo que, al no haber sido impugnados, el tribunal sentenciador no podía considerarlos nulos de pleno derecho, como hace en el fundamento jurídico noveno de la sentencia recurrida para en su lugar aplicar el art. 394 LEC, pues en todo caso se trataría de acuerdos meramente anulables según el art. 18 LPH. En el alegato del motivo segundo se transcribe el contenido de los arts. 21 de los estatutos y 24 del reglamento de régimen interior, se reproduce de forma abreviada la argumentación del motivo primero y se insiste en que los acuerdos "no vulneran ninguna Ley, ni tampoco son contrarios a la moral ni al orden público".

Ambos motivos han de ser desestimados porque el fallo de la sentencia impugnada no contiene ninguna declaración de nulidad de los acuerdos en cuestión y sí, en cambio, un pronunciamiento sobre costas procesales que se ajusta a lo dispuesto en el art. 394.2 LEC para el caso de estimación o desestimación solamente parcial de las pretensiones de las partes. El que se razone en su fundamento jurídico noveno sobre la nulidad de pleno derecho, apreciable incluso de oficio, de la norma estatutaria que contradiga el principio del vencimiento objetivo del art. 394 LEC no puede presentarse, según hacen los motivos, como una improcedente declaración de nulidad de acuerdos comunitarios meramente anulables, ya que se trata de un argumento no aislado, sino puesto en relación con el art. 1 LEC, para justificar la desestimación de uno de los fundamentos de la apelación de la hoy también recurrente.

En definitiva, lo que hace la sentencia recurrida es cumplir el art. 1 LEC, según el cual "en los procesos civiles, los tribunales y quienes ante ellos acudan e intervengan deberán actuar con arreglo a lo dispuesto en esta Ley" y, en consecuencia, decidir sobre las costas procesales aplicando el art. 394 LEC con prevalencia sobre las previsiones estatutarias de la comunidad demandante. Al decidir así, el tribunal sentenciador no vulneró ninguna de las normas citadas en los motivos examinados sino que, lejos de ello, se ajustó al principio de legalidad procesal que, además, en este caso se encontraba en estrecha relación con el de tutela judicial efectiva reconocida en el art. 24 de la Constitución, ya que los acuerdos estatutarios invocados en estos motivos llegan al punto de justificar incluso una imposición de costas al comunero que venciera totalmente en juicio a la comunidad de propietarios que le demandara como deudor, limitando así, ya de entrada o por anticipado, sus expectativas o posibilidades de defensa.

Si a todo lo anterior se une que la sentencia de esta Sala de 24 de junio de 2011 (rec. 1959/07) declaró como doctrina jurisprudencial que "cuando la comunidad de propietarios se enfrenta judicialmente contra alguno de sus miembros, los desembolsos impuestos por la situación litigiosa no son gastos generales en relación a esta pero sí respecto del resto de los integrantes de la comunidad de propietarios", la desestimación de los motivos no viene sino a corroborarse.

Fuente | Comunidad Horizontal

Entradas relacionadas [Mostrar/Ocultar]