La sección de comentarios en las entradas ha sido cerrada. Al considerar que las consultas realizadas en dicha sección son de difícil seguimiento por los usuarios se ha habilitado un Foro sobre comunidades de propietarios en el nuevo portal Comunidad Horizontal donde pueden plantearse consultas o ayudar a otros usuarios. Disculpad las molestias.

miércoles, 24 de octubre de 2012

La construcción de una piscina en una comunidad requiere unanimidad

Sentencia Audiencia Provincial de Madrid, 24-02-2012
(Extracto)


Como tercer motivo del recurso de apelación se alega la vulneración del artículo 12 de la Ley de Propiedad Horizontal, en relación con la falta de similitud del supuesto examinado con el caso contemplado en la Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 9 de octubre de 2008. En la sentencia dictada por el Tribunal Supremo se trata de obras que implican la construcción de la piscina en un elemento común destinado antes a jardín, mientras que el lugar donde proyecta la comunidad de propietarios la construcción de la piscina no tiene un destino concreto, y, por lo tanto, no se modifica su destino.

(...) Por su parte el artículo 12 de la Ley de Propiedad Horizontal que se considera infringido por la sentencia, establece que la construcción de nuevas plantas y cualquier otra alteración de la estructura o fábrica del edificio o de las cosas comunes afectan al Título Constitutivo y deben someterse al régimen establecido para las modificaciones del mismo.

Ahora bien, en el presente caso no cabe entender que se haya infringido dicho precepto, toda vez que lo que se discute en el litigio, es si la instalación de un nuevo servicio, como es la piscina, debe adoptarse por acuerdo unánime tal como establece el artículo 17.1 de la Ley de Propiedad Horizontal, o la mayoría de tres quintos, con independencia del lugar donde se pretenda instalar la nueva piscina, puesto que el debate no viene tanto por el hecho de que se cambie o no el destino de un elemento común, como es el lugar donde se va a construir la nueva instalación, sino la forma en que una comunidad de propietarios puede acordar su construcción, imponiendo, por lo tanto, dicho acuerdo a los comuneros, acuerdo que como ha destacado la sentencia del Tribunal Supremo debe adoptarse por unanimidad al afectar a un servicio que no se haya comprendido entre los previstos en el artículo 17.1 párrafo segundo de la Ley de Propiedad Horizontal, y por lo tanto su instalación exige el acuerdo de todos los comuneros, salvo que excepcionalmente la oposición al acuerdo implicara un claro y manifiesto abuso de derecho, lo que no consta en el presente caso.
Fuente | Comunidad Horizontal.